Liberalismo

URUGUAY-La gestión del presidente Jorge Pacheco Areco-Dr.Jorge Pacheco Klein

BUSQUEDA - 2011-05-12 - Pagina 46
La gestión del presidente Jorge Pacheco Areco
Autor: PACHECO KLEIN, JORGE -
Señor Director:
Leí con sorpresa, en un matutino uruguayo, acerca de un polémico libro de Primaria que contiene errores (horrores, diría yo)
sobre la historia reciente de nuestro país. Según el artículo, el libro, dirigido a la enseñanza de los niños de primaria, sería
violatorio de la laicidad, por cuanto expresa que Pacheco concentró el poder en sus decisiones con un importante autoritarismo
en aumento, que vincula su mandato con la existencia de una "dictadura disfrazada". Asimismo, el texto continúa diciendo que
si bien durante los años 1969 y 1970, las políticas económicas de estabilización tuvieron bastante éxito, (...) ello fue a costa
del sacrificio de los trabajadores, asalariados y pasivos. Me sorprendió la falta de laicidad y que el mismo fuera dirigido a
estudiantes de primaria. Tal vez porque es más fácil confundir a un niño con mentiras, o tal vez porque los estudiantes de
secundaria prácticamente no existen, al punto que el gobierno les paga un subsidio para que vayan a clase y pasan de año con
solo asistir, lo que constituye una verdadera aberración. La verdad es que el gobierno de Pacheco Areco contuvo a la guerrilla
subversiva, encabezada por el MLN-Tupamaros y a los militares golpistas, que sobre finales de 1971, insistían que no había
clima para elecciones nacionales. Pacheco Areco fue un verdadero campeón de la democracia en el Uruguay.
Pacheco Areco asumió la Presidencia de la República a los 48 años de edad, tras la muerte del presidente Osear Gestido, en
diciembre de 1967 A Pacheco Areco le tocó gobernar en circunstancias excepcionales y muy difíciles. Primero, porque llegó al
gobierno tras la muerte del presidente de la República. Segundo, porque le tocó estrenar una nueva Constitución, que
incorporaba un Poder Ejecutivo unipersonal, representado por el presidente de la República y reemplazaba al Poder Ejecutivo
colegiado. Tercero, porque accedió al gobierno con una crisis económica heredada y con una inflación del 118% anual. Cuarto,
porque el año 1968 fuevín año de gran confrontación mundial, donde los EEUU peleaban contra el comunismo en la guerra de
Vietnam, los rusos invadían Praga y añadían Checoslovaquia a la Unión Soviética y los estudiantes franceses se manifestaban
violentamente contra el gobierno francés.
Uruguay no fue la excepción. Por un lado, desde el punto de vista económico, Pacheco Areco se enfrenta con el fenómeno de la
inflación disparada, que hacía que el valor del dinero se depreciara rápidamente, día a día, castigando fuertemente a las
personas que recibían ingresos fijos, como asalariados y pensionistas. Debido a la depreciación del peso, los comerciantes
especulaban con los precios de los productos de primera necesidad, que integraban la canasta básica familiar, ocultando las
mercaderías o subiendo los precios. Por otro lado, en el plano político, la efervescencia política del año 1968 y la Guerra Fría,
se manifestaron en Uruguay a través de sindicatos altamente politizados, que obedecían al Partido Comunista del Uruguay ya
una forma de violencia nueva e inédita para el país, que era la guerrilla urbana, encarnada, fundamentalmente, en el MLNTupamaros
. Ambos querían destruir la democracia uruguaya, siguiendo el mandato de la reunión de la Organización
Latinoamericana Socialista (Olas), en Cuba, a principios de la década del 60. Los tupamaros se habían organizado desde hacía
mucho tiempo y esperaban pacientemente el momento propicio para iniciar la lucha armada.
Entrenados en Cuba, querían instalar por la fuerza, en el Uruguay, un sistema socialista marxista, a la cubana. Su primera
acción militar fue en el año 1963, con el robo de las armas del Club de Tiro Suizo, en pleno gobierno del Partido Nacional,
mucho antes de que Pacheco Areco llegara al gobierno. Como Uruguay no se caracteriza, ni se caracterizaba, por una geografía
propicia para la guerrilla tradicional, por no tener selvas o montañas, los tupamaros actuaban en la ciudad, escondidos,
disfrazados, agazapados, y de esa manera actuaron contra la democracia y el gobierno legítimo y democráticamente electo,
asesinando, secuestrando, robando, incendiando y dinamitando.
La situación era muy grave. El caos generado por la inflación, las huelgas políticas, las marchas y manifestaciones violentas,
sumadas a la guerrilla armada, ameritaban medidas de emergencia. Por lo tanto, para controlar la situación y muy a su pesar,
a Pacheco Areco le tocó acudir a las Medidas Prontas de Seguridad, que son un recurso constitucional y cuyo dueño es el
Parlamento. Las Medidas Prontas de Seguridad ya habían sido utilizadas con anterioridad en el año 1962, por el gobierno del
Partido Nacional, para disolver huelgas de los funcionarios de UTE. Dichas medidas son propuestas por el Poder Ejecutivo, pero
son votadas por el Poder Legislativo, que tiene la facultad de aprobarlas o rechazarlas y, por supuesto, levantarlas en cualquier
momento, reuniendo las mayorías parlamentarias necesarias.
En ese marco, Pacheco Areco recurre a las Medidas Prontas de Seguridad. Pero lo primero que hace es resolver el problema de
la inflación, decretando la congelación de precios y salarios de 1968. Primero subió los sueldos por encima de los reclamos de
los trabajadores y después congeló precios y salarios, abatiendo la inflación y normalizando los precios. El PIT-CNT sigue
reclamando hoy volver a los niveles salariales de 1968, porque la gente nunca vivió mejor que entonces, pese a la violencia
insuflada desde el extranjero. Pero Pacheco Areco no hizo sólo eso. También creó la Coprin, para asegurarse que no se
especulara más con los artículos de primera necesidad. Extendió la soberanía en 200 millas marítimas, creó el Plan Nacional de
Viviendas, el Plan Citrícola, el Plan Arrocero, etc. El año pasado se decía que Uruguay salió cuarto en el mundial de fútbol por
el reflejo de la alegría y el momento que vivía el país.
Pues Uruguay también salió cuarto en el mundial de México de 1970.
Lamentablemente, también tuvo que resolver huelgas y paros que, por su violencia y objetivo, hacían imposible el
funcionamiento normal del país. Pero más grave, sin duda, tuvo que enfrentar a la sedición (MLN-Tupamaros, MRO, PVP), en
MASMEDIA - Resumen Diario del 12-05-11 Page 33 of 52
file://C:\Documents and Settings\prensa06\Escritorio\12-5-2011.htm 2011/05/12
un marco constitucional y legal que no estaba preparado para ello. Sin embargo, Pacheco Areco luchó contra la sedición
utilizando la ley y la Constitución. Luchó en primera instancia usando la policía, hasta que esta se vio desbordada por el
fenómeno guerrillero. La gota que derramó el vaso fue la fuga masiva de los Tupamaros del penal de Punta Carretas, que dejó
a las claras que la policía no podía sola contra los subversivos y volvió todo el esfuerzo a fojas cero. Además, había
diplomáticos extranjeros secuestrados y las naciones del mundo presionaban al gobierno uruguayo para que transara con los
terroristas. Por esa razón, en septiembre de 1971, Pacheco Areco le dio intervención a las Fuerzas Armadas en la lucha contra
la sedición. En noviembre de dicho año eran las elecciones nacionales y algunos civiles y militares le reclamaban a Pacheco
Areco que no había clima para elecciones nacionales, porque había ciudadanos secuestrados, había fuertes enfrentamientos y
muertes. Las fuerzas armadas del Brasil maniobraban en la frontera con Uruguay, amenazando con una invasión si caía la
democracia. Sin embargo, Pacheco Areco permitió que hubiera elecciones y, es más, extendió el horario de votación para que
nadie se quedara sin votar. En un discurso previo a las elecciones, se dirigió en cadena nacional de radio y televisión al pueblo
uruguayo y les dijo que estaba solo con su pueblo para combatir a los que no querían la democracia y que la única arma que
tenían los ciudadanos era el voto.
Pacheco Areco gobernó dentro de la ley y la Constitución, poniendo orden donde había caos. Ejerció la autoridad del gobierno
dentro de la ley y la Constitución, en una situación de emergencia excepcionalísima. Quien aplica la autoridad no es autoritario,
si lo hace legal y constitucionalmente.
Quienes dicen que Pacheco Areco fue autoritario, son unos pusilánimes. Quienes dicen que fue un dictador, mienten
descaradamente. El golpe de Estado se produjo en junio de 1973, más de un año después que Pacheco Areco había
abandonado la Presidencia de la República. El no quería la lucha. La lucha se la impusieron quienes querían acabar con la
democracia por la fuerza. Tampoco quería gobernar con Medidas Prontas de Seguridad. Tuvo que hacerlo porque lo obligaron y
suya era la conducción y responsabilidad del gobierno. Con una mano enfrentó a la sedición y con la otra a los golpistas. Solo,
con su pueblo, que lo votó masivamente en las elecciones de 1971, otorgándole más de 550.000 votos para modificar la
Constitución y permitir su reelección. No se quedó en el gobierno ni un minuto más de lo que marcaba la Constitución y
entregó el gobierno al presidente legítimamente electo.
No desoyó el mandato del pueblo, como hace hoy el Frente Amplio, desoyendo dos pronunciamientos populares a favor de la
Ley de Caducidad. Pacheco Areco fue un gran defensor de la democracia y de los más humildes. Defendió la democracia de
quienes querían destruirla para instalar un sistema ajeno a nuestras tradiciones. Hoy digo con orgullo que me alegro mucho
que la democracia que Pacheco Areco defendió de los Tupamaros, les haya permitido a éstos llegar al poder por las urnas, a
través del voto y no de las armas. Lo único que reclamo es que se diga la verdad. Que no se tergiverse el pasado y que no se
quiera confundir a nuestros jóvenes.
Sin otro particular, lo saludo muy atentamente,
Jorge Pacheco Klein
Cl 1.678.793-1
Washington (Estados Unidos)

Comentarios

esta muy relacionada las cosas muchas gracias es una triste Historia de Uruguay.

Añadir un Comentario: